Los inicios de la arqueología en León

Conviene mirar atrás de vez en cuando para saber de donde venimos, donde estamos y hacia donde queremos ir.
La arqueología en la ciudad de León, como en el resto del país, llegará de la mano de una serie de ilustrados, personas vinculadas a la iglesia, o profesionales con una cierta “cultura”, que les permite interpretar los restos del pasado. En sus inicios, la leonesa es una arqueología ligada a la epigrafía y dos van a ser los condicionantes que van a dar lugar a este hecho. En primer lugar la presencia de Fidel Fita en la ciudad entre 1860 y 1866, y en segundo, el derribo de zonas de la muralla tardorromana (cubos), que proporcionará un corpus epigráfico numeroso.